viernes, 31 de agosto de 2012

¿Qué puede pasar en un segundo?

Pareciera que un segundo es la mínima unidad de tiempo que comúnmente los pobres humanos conocemos. La relatividad del tiempo ha sido una limitante auto impuesta desde el principio de “los tiempos”. ¿Los tiempos dije? ¿Es que acaso hay más de uno?

Para mí, la magnitud de lo que puede pasar en un segundo depende de la situación. Un minuto de tortura física puede parecer horas. Una siesta de descanso profundo también ¿No te ha ocurrido que sientes que han pasado 2 horas y tan sólo dormiste 15 minutos? Tus sueños brincaron de Nueva York a Japón, viste a una decena de personas –del pasado, presente y futuro- tu mamá estaba en el físico de la nerd del salón, pero aun así tenías la certeza de que era tu mamá. En ese momento ¿cuántas cosas pasaron por segundo? Si en tus sueños ocurre ¿por qué no cuando despiertas?
La Desintegración de la Persistencia de la Memoria - Dalí
Si nuestra capacidad mental pudiera sobrepasar la barrera inexistente del tiempo, pudiéramos entonces hacer una lista de todo aquello que pasa en un segundo, transferir y compactar una infinidad de hechos a esta simple medida. Todo puediera pasar.

Durante seis meses, quizás años, saliste con un tipo y, de repente, te diste cuenta que estabas enamorada. Puede que sientas que fue cuestión de tiempo, pero al final, hubo un segundo en el que realmente pasó, fue en esa mini-fracción de tiempo en que el cambio se dio; un hito condensado en una unidad intangible. Hasta el amor pasa en un segundo.

Hay quienes nunca han sentido un orgasmo y que –si supieran lo que es- lo darían todo porque sucediera durante un escaso segundo. Un segundo puede ser una eternidad cuando alivia el dolor, cuando se acaba la oscuridad, cuando llega la paz; pero ¡qué rápido pasa cada segundo de placer, de vacaciones, del día de tu cumpleaños! ¡Cómo se acorta cuando se piensa "para siempre"!

Los momentos cumbres de tu vida, han tenido desenlace en un segundo. Hasta la muerte, el fin de una existencia de años, acaba en una fracción de tiempo que nos imaginamos. Los segundos no son más que cada latido de expectación ante la vida. Lo único que NO puede pasar durante un segundo, es “nada”.

P.S: Me pasé del cuarto de página, pero una vez que empecé ¡no pude parar!